Qué debes hacer si deseas avanzar más rápido en tu actual compañía, o si cambias de trabajo, o saltas a un campo enteramente diferente al habitual?…la meta es construir una carrera que te permita desarrollarte y poner a prueba tus habilidades y talento.

No siempre estas a gusto con lo que haces profesionalmente, y si lo estuvieras pueden sobrevenir circunstancias como un despido o un cambio en la propia empresa, por ejemplo, que te saquen de tu campo habitual de desempeño y te pongan en la situación de replantearte nuevos horizontes,  nuevas formas de encarar un comienzo en áreas diferentes a la habitual.

En el post ¿cuándo debes reinventar tu marca personal?,  mencionamos varias circunstancias citadas por Dorie Clark en su libro: Reinventing You, que dan lugar a replanteamientos profesionales, entre ellos un cambio de nicho, un despido, una nueva responsabilidad dentro de la misma empresa, etc.

Ahora bien, hablaremos ahora de la fórmula en 7 pasos que propone Dorie Clark en su libro para llevar a cabo esa transformación.

Investiga tu objetivo

Se trata de explorar las distintas formas de cristalizar tu futura dirección, tener plena certeza hacia dónde has de dirigirte y sobre todo tener claro dónde quieres invertir tus energías.

Será útil en este cometido -dice Clark- hacer una lista de las personas que están haciendo las cosas más interesantes, revisar sus biografías online, identificar un patrón y seguirlo, y someter a tormentas de ideas una lista de objetivos, basados en esos modelos. Investiga complemente tu objetivo profesional, incluyendo entrevistas con personas que pueden aportarte información en el campo de tu interés.

Desarrolla las habilidades que necesitas

Trabajar como aprendiz, o voluntario son maneras eficaces de investigar nuevas formas de avanzar o cambiar de carrera, pero también hay otra estrategia crucial: apalancarte en tu actual trabajo para cultivar las habilidades que necesitas para el futuro.

Una vez que has identificado qué habilidades necesitas desarrollar para llevar adelante la carrera que pretendes, es hora de preguntarse si es posible adquirirlas en el trabajo actual o necesitas volver a los estudios formales. Haz una lista de cosas que puedes hacer para mejorar tus conocimientos, entre ellas tomar clases para adultos, buscar una nueva función,  o desarrollar tu propio proyecto de investigación.

Elige tu mentor

A pesar de tus habilidades, entrar a un nuevo campo o pretender responsabilidades diferentes, puede resultar un proceso confuso y frustrante. En este caso ayuda tener un guía experimentado, un mentor.

Debes poder identificar a quién quieres emular, asegurarte que esa persona es la adecuada para tus fines, aprender lo que sólo él puede enseñarte, sin que descartes en algunos casos aprender también de la sabiduría de las multitudes. Y muy importante: debes hacer que el proceso valga la pena para tu mentor.

 Destaca lo que te hace diferente

El próximo paso es hacer que la gente perciba lo nuevo y lo bueno que puedes hacer en un determinado campo de desempeño. Esa es la etapa en que haz de identificar con precisión tu talento, lo qué te hace único y que  puedes transmitir memorablemente a otros.

 Construye tu narrativa

Explica a otros el proceso de transformación profesional que estas viviendo, y hazlo de tal manera que esa historia personal sea apreciada y entendida por los demás. Conecta tu pasado y tu presente, encuentra los temas subyacentes que conectan tus experiencias profesionales, y explica tu trayectoria profesional en términos del valor que aportarás a los otros.

Preséntate tú mismo

Se trata de visibilizar tu nuevo estatus. Las personas suelen tener una visión de ti basada en lo que haces habitualmente. Un nuevo rol demandará acciones concretas para hacerles ver que has cambiado y por lo tanto la concepción profesional que ellos tienen  de ti también debe cambiar. Debes apalancarte en acciones correctas para dar esa impresión.

Prueba tus méritos

Finalmente, debes mostrar a tu público objetivo lo que eres capaz de hacer. En esta tarea es fundamental el uso de Internet y los medios sociales. Construye  tu propio portafolio, crea relaciones online y luego conviértelas en relaciones en el mundo real. Crea contenido propio en páginas web o blog propios o de terceros, crea video blogs, podcast, etc, donde expreses tus ideas y opiniones acerca de  tu temática de interés. En suma, usa los medios sociales como parte fundamental de tu estrategia de reinvención profesional.

Un último consejo: ambas, tanto la marca online como offline son necesarias. ¡No lo olvides- concluye Clark!

Comments are closed.

Post Navigation