Ofrecer indulgencias a través de las redes sociales. Sustituir la Biblia bajo el brazo por la Biblia en un dispositivo móvil. ¿quién dijo que el mundo no está cambiando?

Sin duda los tiempos están cambiando. Recientemente leímos como el Papa ofreció indulgencias por Twitter y posteriormente nos llamó también la atención un artículo en el The New York Time, titulado: En el comienzo fue la palabra, ahora la palabra está en una aplicación.

Tuitear y ser perdonado

La primera noticia apareció originalmente en un artículo publicado el 16 de julio en el diario británico The Guardian, titulado Vatican offers “time off purgatory” to followers of Popee Francis twees.

En un intento por mantenerse a tono con los nuevos tiempos, dice el artículo, el Vaticano ha optado por unirse al mundo del social media, ofreciendo indulgencias a los seguidores del Papa Francisco en su cuenta de Twitter @pontifex.

Una ocasión para obtenerlas fue la celebración de las Jornadas Mundiales de la Juventud, celebradas en Río de Janeiro desde el pasado 22 de julio, y se hizo extensivo el ofrecimiento a los seguidores de las jornadas a través de los medios sociales, incluyendo twitter. La estrategia fue clara: hacer que todo los creyentes, incluso los que se encontraban a distancia, comentaran, citaran las repercusiones de la visita papal, se involucraran en los distintos eventos, misas, rezos, etc, y usaran para ello todos los medios sociales posibles, incluyendo plataformas como twitter.

Basta saber si por la misma vía recibieron o recibirán pronto los arrepentidos feligreses un tuit de vuelta del santo padre con el perdón de sus pecados.

La palabra de Dios en un dispositivo móvil.

El segundo caso fue reseñado por el NYT el 26 de julio: Int the Beginning Was the Word; Now the Word  Is on APP,  y tiene que ver con el éxito extraordinario que está teniendo la aplicación YouVersión, que permite la descarga gratuita de la biblia y  la cual está cambiando la forma cómo, cuándo y dónde leerla.

YouVersión es parte de lo que la iglesia evangélica LifeChurch.tv llama su “digital Missions”, e incluye una plataforma para servicios online de la iglesia y videos que se distribuyen gratuitamente.

La App es el más grande éxito de la iglesia, con más de 600 traducciones a la Biblia en 400 idiomas. En julio, la aplicación alcanzó 100 millones de descargas, ocupando una posición similar a la que ocupan empresas como Instagram y Dropbox.

Todo este proyecto podría resumirse en la palabras de Geoff Dennis: “Ellos han definido que esto significa acceder a la palabra de Dios en un dispositivo móvil”.

Son nuevos tiempos, sin duda. Ya no se usan los métodos de la edad media para lograr indulgencias y las nuevas tecnologías ocupan ahora un lugar de privilegio en esta apertura de la Iglesia.

Lo que resumen estos dos casos podría recogerse en palabras de Bobby Gruenewald, cerebro detrás de LifeChurch.tv: si la iglesia quiere atraer a los más jóvenes, necesita estar técnicamente avanzada y ofrecer sus recursos gratuitamente.

La conclusión de la Iglesia es evidente: ¡No sólo es cuestión de fe, también la tecnología ayuda!

Comments are closed.

Post Navigation