Nada como empezar con entusiasmo el nuevo año, y además tener entre manos una idea -o varias- para ponerlas en práctica. Lo importante es cómo hacerlo para que no se convierta en una promesa fallida, como suele ocurrir. 

Keywords: Emprender. Proyecto. Ideas.

Al comenzar enero es ya una tradición que hagas muchas promesas de las cosas que piensas llevar adelante durante el año y con las cuales esperas crecer personal y profesionalmente.

Los buenos deseos proliferan, pero ocurre lo de siempre: cuando haces el balance al final del año te encuentras con que pocas de la cosas planificadas, efectivamente se cumplieron. Resultado: te cuestionas a ti mismo y sientes algo de decepción y hasta depresión por ser recurrente tu falta de voluntad para llevar adelante lo que deseas.

Creemos que bastaría con que te enfocaras un poco. Poner en blanco y negro unas ideas, darles forma, pensarlas desde todos los ángulos posibles y no ceder a la tentación de abandonarlas por otras nuevas. Si estás convencido de ellas, debes  actuar sin titubear.

Lo demás es hacerlo sin demora.

El comienzo del año es la oportunidad propicia para emprender, y no está demás tener a la mano tu propia hoja de ruta, la cual ha de comprender:

Eligir una idea

Me dirás pero yo tengo muchas y a cada segundo se me ocurre una nueva, a cada cual mejor. Lo se. Pero cuando digo idea quiero decir que sopeses dentro de esa gran base de datos personal de ideas con la cual lidias diariamente y escojas una en particular. Enfócate en ella, piénsala y repiénsala hasta que ya estés convencido que vale la pena apostar por ella.

Una vez elegida, enfócate y dirige todas tus acciones en ponerla en práctica.

Leer un libro

No en el sentido literal. Un libro es todos los libros y demás fuentes que sirvan a tus aficciones, pero sobre todo que te puedan ayudar a indagar, a estudiar casos de éxitos, a investigar buena parte de lo que se haya escrito o dicho respecto de la idea que pretendes llevar a cabo.

Hacer un proyecto

Es decir, la expresión material de tu idea, las coordenadas referidas al qué, cómo y cuándo la llevarás a cabo. El proyecto contendrá también otras variables, tales como las personas  y los recursos necesarios para llevarlo a cabo. El éxito del proyecto es proporcional a la pasión que pongas en tus acciones. Así que no desmayes al primer traspies. Poco a poco irás logrando confianza y cosechando frutos.

Tener un mentor

Así como lo lees. Ayuda mucho que al comienzo del año puedas contar con alguien experimentado en el campo donde pretendes incursionar, con quien consultar y con el cual compartir acerca de tu idea y el proyecto que tienes entre manos.

El mentor no es un socio -o por lo menos no tiene por que serlo- Es un guía del cual pretendes la orientación necesaria, las recomendaciones que te serán de utilidad, los escollos que deberás sortear, y sobre todo los consejos que te permitirán recorrer con éxito la hoja de ruta del proyecto.

Crea un blog

Una bitacora en la que desde el comienzo le cuentes a tu público objetivo los avances del proyecto, cómo se va materializando y la manera cómo será de provecho para ellos.

No hagas alarde de tu experticia, solo cuenta cómo serás útil a los demás, y demuéstralo.

En una segunda fase podrás usar el blog para hablar cada cierto tiempo acerca de las bondades de tu producto, si lo fuere, o de tus servicios o simplemente lo puedes usar como herramienta para difundir y compartir información valiosa para tu sector.

¿Te atreves a sugerir otras?..¡adelante!

One Thought on “5 cosas que debes hacer para comenzar bien el año

  1. Pingback: Bitacoras.com

Post Navigation