Así como la gente usa dinero para comprar productos , usan la moneda social para lograr impresiones positivas que desean entre sus familiares y amigos.

Es probable que te haya pasado. Vas a un restaurant de moda y te encuentras allí con una celebridad que admiras y haces todo lo posible por tomarte una fotografía con ella y registrar en imágenes ese momento que probablemente no se repetirá. O en unas vacaciones vas registrando en una especie de bitácora de viajes todos los momentos estelares que dejen bien claro los lugares que visitaste y lo bien que la has pasado.

En el primer caso, te sientes feliz porque has logrado fotografiarte con tu personaje favorito -usualmente de la farándula o el deporte- y en el segundo porque has logrado conocer esos lugares maravillosos que probablemente el resto de los mortales de tus círculos de familiares y amigos no logrará ni por asomo. Pero eso no es todo. Enseguida corres,  subes las imágenes en todos tus perfiles de redes sociales con una leyenda habitual del tipo ” con el gran fulano de tal, compartiendo en el restaurant cual”, o “de vacaciones en “. Y listo. Lo demás es cuestión de esperar.

Moneda Social, ¿Pero esperar qué?

Pues que la gente reaccione positivamente.  Dice Jonah Berger en Contagio: El poder del boca a boca en la comunicación viral, que así como la gente usa dinero para comprar productos o servicios, usan la moneda social para lograr las impresiones positivas que desean entre sus familiares, amigos y colegas. En los dos ejemplos anteriores esa impresión se causará por el hecho de haber logrado una fotografía que pocos tienen la posibilidad de lograr o por haber visitado lugares que otros probablemente no puedan. En pocas palabras, has estado por encima del promedio, has destacado. Y eso es moneda social.

Moneda Social y redes Sociales

Ello explica ahora claramente el impacto que tienen hoy las redes sociales digitales en las personas: los usuarios de ellas las ven como la herramienta perfecta para mostrar y mostrarse. Este deseo de compartir nuestras ideas, opiniones y experiencias -continúa diciendo Berger- es una de las razones por las que los medios sociales y las redes sociales online se han vuelto tan populares. La gente bloguea sobre sus preferencias, actualiza en Facebook su estado para decir lo que comió en el almuerzo y tuitea sobre su marca preferida. Todo ello sirve como moneda social.

Ahora bien ¿pero tiene sentido la moneda social sin una estrategia clara y definida? ¿mostrar a los demás pero sin una razón de ser más allá del simple hecho de mostrar? creemos que no. Todo ello tendrá sentido en la medida en que lo que muestras a los demás tenga una utilidad para ellos, que le ayude a suplir una carencia o resolver un problema. En ese caso, lo que hayas logrado por encima del promedio y que exhibas como moneda social tendrá repercusiones positivas, caso contrario será apenas un alarde.

Comments are closed.

Post Navigation