TPPMuchas han sido las críticas negativas (ver aquí, aquíaquí y aquí) al Tratado Transpacifico de Cooperación Económica (TPP), impulsado por EEUU y firmado, además de USA, por once países, entre  ellos Perú, Chile y México por América Latina.

También las ha habido positivas, como la expresada por la Directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, quien resaltó que el TPP “no solo es importante por su tamaño, dado que los países signatarios representan alrededor del 40% del PIB mundial, sino que también amplía la frontera del comercio y la inversión en bienes y servicios hacia nuevos ámbitos donde los beneficios pueden ser significativos”.

Tratándose de un acuerdo comercial, era evidente que el Trans-Pacific Partnership -TPP- comprendiera una serie de disposiciones referidas a la Propiedad Intelectual, y más específicamente al derecho de autor y los derechos conexos, como ha ocurrido anteriormente, por ejemplo, al negociarse y aprobarse los TLCs (Tratados de Libre Comercio).

3 asuntos controversiales en el TPP

Por lo tanto, más allá de las referidas críticas de uno u otro lado, nos ocuparemos a continuación de señalar brevemente 3 asuntos controversiales que en el TPP no han pasado desapercibidos y que guardan relación con el derecho de autor. Ellos son: la duración del derecho de autor, las limitaciones y excepciones a los derechos patrimoniales, y la responsabilidad de los  proveedores de servicios de Internet (ISPs).

Aumento del termino de protección en el TPP

En el TPP se eleva la duración mínima de protección a la vida del autor y setenta años después de su muerte  (QQ.G.6) por oposición al mínimo convencional de la vida y cincuenta años plus previsto en el Convenio de Berna (Art. 7). Ello ha generado reacciones encontradas porque implica veinte años más que el mínimo previsto en el Convenio de Berna, lo cual es contrario a la opinión de los sectores que abogan por la disminución del plazo de protección post morten, pues de esa manera -dicen- las personas podrían acceder más rápidamente a las obras al pasar éstas al dominio público.

Limitaciones y excepciones a los derechos patrimoniales

Se ratifica la regla de los “tres pasos” como mecanismo para consagrar limitaciones y excepciones a los derechos de explotación sobre obras, prestaciones y producciones. Es decir, tales limitaciones y excepciones han de establecerse para casos especiales, que no perjudiquen la normal explotación de las obras, prestaciones y producciones, y no atenten contra los intereses legítimos de sus titulares. El rechazo a esta regla es porque sectores hay que abogan por mayores limitaciones y mecanismos más flexibles, sobre todo en el ámbito digital. Cabe destacar que en el TPP se hace mención a que no se se reduce ni extiende el ámbito de aplicabilidad de las limitaciones y excepciones permitidas por el Acuerdo TRIPS, Convenio de Berna y Tratados Internet de la OMPI (QQ.G.16 (b).

Responsabilidad de los ISPs

Este es un asunto controversial, pues tiene que ver con la posibilidad de que los intermediarios de Internet, los que proveen servicios de acceso o alojamiento, por ejemplo, puedan intervenir -a solicitud de parte interesada- y cooperar con los titulares de derecho de autor y derechos conexos para disuadir el almacenamiento y transmisión no autorizado de contenidos protegidos. A ese efecto, podrán remover o desactivar acceso a contenidos no autorizados en su redes o sistemas, tan pronto tengan conocimiento de la infracción  o conocimiento de hechos o circunstancias relacionadas con la infracción. Por supuesto, en franca oposición a esta posibilidad, los usuarios de Internet suelen afirmar su derecho a la libre expresión y a la libertad de la Red. Por lo tanto, estas disposiciones del TPP referida a la responsabilidad de los ISPs -similar a las de la DMCA de EEUU-han sido blanco de críticas y rechazo, como se comentó al principio de este post.

¿Y tú, qué opinas sobre el TPP?…¿crees que afecta el desempeño y los derechos de los usuarios de Internet

Comments are closed.

Post Navigation