La Corte de apelaciones de París dijo en un caso reciente contra Facebook que si ésta te suspende la cuenta puedes demandar su restitución en tu país de origen, con base en las leyes nacionales.  En este caso, serán las leyes de Francia porque el asunto que te comentamos guarda relación con un usuario de ese país.

Esta decisión es un precedente para Francia, pero también podría servir como orientación para otros paises cuyos usuarios de redes sociales están sometidos a la jurisdicción de los tribunales de Estados Unidos en razón de la reserva que hacen las plataformas de redes sociales como Facebook en sus condiciones de uso, y cuyos términos aceptamos explicitamente cuando nos damos de alta en ellas.

Facebook y los detalles del caso

Como se relata aquí  y aquí también, este caso tiene que ver con un profersor aficionado al arte, cuya cuenta de Facebook fue suspendida en 2011. El usuario subió a Facebook en aquel entonces una fotografía tomada a una pintura del año 1866, titulada “El Origen del Mundo” (un desnudo que muestra genitales femeninos), cuyo autor es el pintor realista Gustave Courbert.  Facebook consideró esta imagen como un motivo suficiente para llevar a cabo la suspensión de la cuenta.

Los argumentos de Facebook y lo que dijo la Corte.

Durante el juicio Facebook sostuvo fundamentalmente dos argumentos: i) que la acción interpuesta en Francia por el usuario no hubo de ventilarse en ese país, que las cortes de Francia no eran competentes para llevar el caso, pues se ha reservado en sus condiciones de uso la jurisdicción a los tribunales del Distrito del Norte de California, EEUU, y  ii) que el contrato de adhesión con el usuario no se rige por las reglas de los contratos con consumidores ya que sus servicios a los usuarios son gratuitos.

A tales argumentos, la Corte sostuvo:  a) que es injusta y excesiva una cláusula en el contrato de adhesión como el de Facebook en el que se establece que todo juicio o demanda de un usuario de cualquier parte del mundo debe ser ventilada en las Cortes de California, EEUU, y b) que los términos y condiciones del contrato de adhesión aceptado por el usuario antes de crear una cuenta en Facebook caen bajo las previsiones de la Ley que regula los derechos de los consumidores, pues si bien es cierto que Facebook alega ser un servicio gratuito, no es menos cierto que recibe significativos ingresos por la venta de publicidad, aplicaciones de pagos y otras fuentes, como ya lo sostuvo otra alta Corte en el 2015.

Es un caso interesante, y lo es porque termina con un pronunciamiento sobre la validéz del ejercicio de la jurisdicción de un tribunal fuera de los Estados Unidos de Norteamérica, en un proceso para dirimir un conflicto entre un usuario con una red social, a pesar de que los términos de uso de ésta (Facebook) establecen lo contrario.

Veremos cómo evoluciona.

Comments are closed.

Post Navigation